lunes, 3 de agosto de 2009

INTRODUCCIÓN


Nosotros, los seres humanos, somos responsables de numerosas acciones que destruyen y alteran el medio en que vivimos. Cuando tiramos papeles al suelo, cuando arrancamos una planta, cuando las industrias o los automóviles expulsan humo a la atmósfera o cuando usamos algunos sprays, perjudicamos el medio ambiente, y también nos perjudicamos a nosotros mismos; también cuando talamos un bosque o contaminamos el agua de un río, perjudicamos a los animales o a las plantas que viven allí, es decir, estamos destruyendo el medio ambiente. Pero, para que los animales y las plantas sigan viviendo en nuestro planeta, es muy importante conservar y cuidar su medio.

Todo lo que se debe hacer para proteger el medio ambiente se reduce a ‘la regla de las tres erres’: reducir, reutilizar y reciclar. Por ejemplo, para no talar árboles innecesariamente hay que reducir el consumo de papel, reutilizar el papel y reciclarlo. Además, existen muchas plantas y animales en peligro de extinción, y es necesario protegerlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada